La conexión WiFi se ha convertido en un básico imprescindible en nuestras vidas, algo casi tan importante como el aire que respiramos… Vivimos conectados permanentemente a través de nuestros smartphones (siempre en nuestro bolsillo, vayamos donde vayamos) y demás dispositivos, y prácticamente no quedan espacios en lo que quepa la desconexión. Por eso, cuidar que no nos roben nuestros preciados gigas puede ser una tarea que atraiga a muchos de nosotros. Al fin y al cabo, de ellos depende la calidad de nuestro uso de esta herramienta que es ya una de las vías más relevante a la hora de relacionarnos con el mundo que nos rodea. En este artículo hablamos sobre ello: ¿Cómo saber si me roban el WiFi?

Como ocurre con todo aquello que tiene un valor tangible, hacerse con el Wifi ajeno es una práctica relativamente habitual. Además, no resulta demasiado complicado hacerlo, y la mayoría de los usuarios no se paran a pensar en la posibilidad de que alguien pueda estar accediendo a su conexión sin permiso. Hay una posibilidad menos ‘inocente’ y maliciosa que gana terreno: la posibilidad de robar información y datos privados. Y es que, una vez que se accede a la red WiFi de alguien, resulta mucho más sencillo acceder a los datos privados que tenga almacenados en su ordenador.

Algunas de las pistas que podrían hacerte sospechar que tienes un intruso en tu red es que tu conexión vaya más lenta o sea intermitente, o incluso (tal vez la forma más obvia de darte cuenta) que encuentres dispositivos desconocidos conectados a tu red.

Si sospechas de que te estén robando WiFi, aquí te dejamos una lista con programas

específicos para averiguarlo (y tomar medidas), organizada en función del sistema operativo con el que trabajes:

– Ordenadores y portátiles

Angry IP Scanner y Wireshark, para Windows, Linux y MacOS X

– Microsoft Windows

Wireless Network Watcher, Microsoft Network Monitor

– Mac

Angry IP Scanner

– Dispositivos Android

Fing, Network Discovery, Net Scan

– Dispositivos iPhone/iPad

Fing, IP Network Scanner

Otra aplicación que mencionan los especialistas es Who is on my WiFi, que se ejecuta en segundo plano para mostrar quién se conecta y durante cuanto tiempo.

Dos señales de posible robo de WiFi

Las principales pistas para saber si te están robando tu WiFi pueden resumirse en dos:

– Conexión lenta o desconexión intermitente

Si en ciertos momentos del día tu conexión va más lenta de lo normal o se pierde de forma intermitente sin que exista un problema técnico de por medio, es posible que tengas compañía. Otra pista es si el indicador WLAN del router sigue parpadeando una vez se han desconectado todos los dispositivos conectados en tu casa o en tu empresa, según indican desde CNMC.

– Equipos desconocidos conectados a tu señal

Los ladrones de WiFi menos experimentados suelen pasar por alto un detalle: que sus equipos aparezcan reflejados en el listado del propietario de la señal en el equipo de su hogar.

 

Dos formas de evitar el robo de WiFi

– Configurar el router

Para entrar dentro del router y configurarlo con Windows debes escribir en el navegador la puerta de enlace, que generalmente es 192.168.1.1, aunque puede averiguarse siguiendo estos pasos: ir a ‘Inicio’, escribir ‘cmd.exe’ en el buscador, escribir ‘ipconfig’ en la ventana que se abre y copiar en el navegador de Internet el dato que aparece en el apartado ‘Puerta de enlace predeterminada’. El usuario y la clave son las que venían con el router de serie. Si se han perdido o no se sabe cómo acceder a este paso, el operador debe ayudar al usuario. Una vez dentro, busca dentro del área DHCP el apartado ‘log’ o el registro de equipos conectados, que muestra las direcciones de los dispositivos conectados a él. Lo más probable es que las direcciones IP cambien, por lo que lo mejor es recurrir a las MAC, algo así como la firma del dispositivo inalámbrico.

Existen también formas de hacerlo para Mac, Linux, iPhone/iPad y Android. Una de las recomendaciones es configurar el router de manera que sólo permita el acceso a direcciones MAC concretas (las del usuario).

Si encuentras dispositivos o direcciones desconocidas, significa que tienes un intruso. Es recomendable

que realices esta comprobación periódicamente.

– Cambiar la clave del WiFi

Existen muchísimas páginas que recopilan claves de conexiones WiFi, por lo que es aconsejable cambiarla. Para ello sólo debe seguir los pasos desde dentro de tu router.

¿Necesitas ayuda en materia de informática? Cuenta con nuestro equipo de profesionales.

Share This